0

El sueño de ser grandes.

2 de abril de 2011

**Este artículo lo escribí hace muchos, muchos años para un concurso de una web deportiva cuando empezaba a hacer mis pinitos en el periodismo deportivo. En su momento, me sentí muy orgullosa de él (gané el concurso, por cierto) y por eso este recuerdo me sigue acompañando en el blog. Es importante recordar, de vez en cuando, de dónde venimos **

El sueño de ser grandes

El fútbol es el deporte que más relaciona a las personas, es el deporte más visto, el más escuchado, el más comentado, el más deseado… Aun sabiendo esto, en muchos casos resulta impensable lo que puede suponer el fútbol en la vida de una persona.

Estamos acostumbrados a escuchar en el telediario y en la prensa deportiva hasta el más mínimo detalle que pueda rodear al Real Madrid o al FC Barcelona, a los equipos de Champions o de Europa League, pero muy pocas personas se paran a pensar en esos equipos que están un poco más abajo.

Últimamente, las noticias sobre estos equipos vienen al hablar de la crisis, de los problemas para pagar en los equipos humildes, en los equipos con bajos presupuestos, su riesgo de desaparición. Pero muy poca gente se para a observar lo que esos equipos tan humildes y con tantos problemas pueden significar para las personas que lo componen, para su afición.


Uno de estos ejemplos es el Real Murcia. Un equipo llamado a estar entre los grandes que por diversas circunstancias, está militando en 2º división B. La masa social que rodea a este equipo es inmensa, la cantidad de corazones que laten cada vez más deprisa cuando los jugadores pimentoneros salen a jugar es impensable.

Aun así, muchas otras personas que lo rodean pretenden hacer daño y pretenden hundir a un equipo humilde, un equipo con fuerza, ilusión y ganas para volver a 2º división A.

El mejor equipo de toda la segunda división B y los cuatro grupos que la componen, con el portero menos goleado, con la mayor parte de partidos ganados, con goleadas impensables en 2º B, un equipo que moviliza a su afición cada domingo juegue donde juegue, vaya donde vaya.

A pesar de todo esto, la única gran ocasión de esta temporada en la que se ha hablado del Real Murcia fue en Copa del Rey, cuando el sorteo le dio la oportunidad de jugar contra el Real Madrid, uno de los grandes sueños de todos los equipos de 2º división B. El Real Murcia estuvo por unas semanas en las portadas de los periódicos por este partido, por haberle logrado mantener el 0-0 al Real Madrid, por su campo, etc. Pero en ningún momento se puedo ver a nivel nacional, lo que al Real Murcia le había costado llegar a esa eliminatoria, los viajes que tuvo que hacer para jugar la Copa, las eliminatorias anteriores ganadas, las tandas de penaltis sobrepasadas… Una lucha constante que no se vio reflejada en el 5-1 del Bernabeu.

El Real Murcia, volverá el año que viene a donde se merece a luchar por lo que de verdad le toca, por historia, por estadio, por jugadores, por ciudad, por afición.

Pero a diferencia de él, otros muchísimos equipos humildes no conseguirán sus objetivos, no conseguirán sobrepasar el momento que están viviendo, desaparecerán, y muy tristemente, nadie los recordará.