9

La necesidad de querer

30 de septiembre de 2014

Hoy he comenzado un interesantísimo curso sobre blogs - el Blogging ABC de Anna Díez y Jackie Rueda - con el que espero dar un nuevo aire a mi blog que espero que os guste. Esta noche he decidido escribir sobre una reflexión que hace poco me hizo cambiar de alguna manera la visión con la que me enfrentaba a la vida. Ya hablaré más adelante de esa inspiración que me llega - supongo que no solo a mi - cuando me paro a escribir por la noche, que también me parece un tema muy interesante, pero de momento con este post comienzo a "hacer mis deberes" del curso, que con una sola clase ya me ha motivado para volver a escribir :)

Hace poco, después de pasar por un mal momento en mi vida, una sabia  mujer, en su intento por ayudarme a sentirme mejor, me explico una de sus “teorías de vida”. Las llamo así porque son ese tipo de pensamientos, sensaciones o maneras de vivir que cada uno, individualmente, tiene y que le ayudan a superar los tragos amargos que la vida nos pone en el camino. Cada cual tiene sus propias “teorías de vida” que aplica según las va necesitando y que le ayudan a sentirse mejor. No tienen por qué coincidir con las de los demás e incluso puede que las hayamos inventado nosotros mismos. También pueden, sin embargo, ser ese tipo de vivencias o creencias que todo el mundo conoce y que aplica según las va necesitando.

Pues bien, aquel día en el que yo no encontraba la luz y en el que sentía que toda mi ‘planificación’ de vida se iba al garete porque no podía tener lo que yo quería, esa sabia mujer me explicó que debía de pararme a pensar y sopesar qué era lo que quería y si realmente eso que yo pensaba que quería con todas mis fuerzas era lo que de verdad necesitaba. Y tenía toda la razón. Porque, ¿cómo darnos cuenta de si lo que a priori queremos es lo que de verdad necesitamos? ¿Cómo podemos diferenciar entre lo que puede ser un simple arrebato momentáneo que nos lleva a querer algo, y lo que de verdad necesitamos para poder seguir adelante en nuestra vida?

Aquella “teoría de vida” en la que debemos intentar diferenciar entre lo que queremos y lo que realmente necesitamos, me hizo reflexionar mucho. Porque no sabemos hasta qué punto lo que queremos es realmente lo que nos va a hacer felices. No sabemos si ese ‘querer’ se va a acabar. Y la única manera que tenemos de saber si de verdad necesitamos eso que tanto parece que queremos, es sentirlo con el corazón. Es pararse a buscar en lo más profundo de ti si de verdad ese algo es tan importante como para que luches hasta el final. Lo idóneo sería que lo que queremos coincidiera con lo que necesitamos, pero no siempre es así; muchas veces nos movemos por impulsos de querer algo que más tarde nos damos cuenta de que no necesitamos de verdad.

Debemos buscar la manera de querer lo que necesitamos. De enfocar nuestro esfuerzo hacia cosas que de verdad necesitemos, hacia nuestros objetivos sinceros, los que están en el fondo del corazón. Aquellos que necesitamos – realmente – conseguir, aquellos que nos dejen la sensación de orgullo aunque fracasemos en el intento.

Y recordad, no siempre lo que queremos coincide con lo que realmente necesitamos. Solo tenemos que pararnos a escuchar a nuestro corazón, a esa parte no racional de nosotros que nos hace felices y luchar por conseguir que lo que queremos también sea lo que necesitamos.