Antes de que empieces a leer quiero aclararte que lo que aquí cuento es mi ‘experiencia ‘Waynabox’: un viaje con destino sorpresa en Europa organizado por esta empresa. Voy a explicar a través de mi experiencia por qué yo no volvería a contratar un viaje de estas características y las razones por las que esperaba algo más.

Viajar es una de las mejores maneras de encontrarse a uno mismo. Y eso lo vas comprobando cuanto más lo haces. Viajar da libertad, independencia y suele hacerte sentir que puedes con todo. Y si encima viajas con un aliciente diferente de lo habitual, la emoción aumenta. Por eso decidimos probar la ‘experiencia Waynabox’ y viajar hacia un destino sorpresa, en lo que entendíamos, tal y como ellos reflejan, sería “una manera diferente de viajar”. Dos días antes de poner rumbo al aeropuerto nos enteramos de nuestra parada: Bruselas.